LosOmbues

Un sector de singular identidad y encanto es el patio de la casa, con su solado ajedrezado y rodeado de columnas, en cuyo centro se emplaza el aljibe con su brocal. Este espacio, otrora centro de las reuniones familiares, funciona como un prólogo amigable a la visita del resto de las salas que, prácticamente, lo rodean.

En uno de sus laterales pueden verse los fragmentos de la puerta de la casa de la calle Misiones en Montevideo, delante de la cual fue asesinado Florencio Varela, abuelo del Dr. Horacio Beccar Varela. Se encuentra en el mismo lugar en que la familia Beccar Varela solía exhibirlo como reliquia familiar.

Desde el año 2017, el Museo se encuentra en proceso de renovación de su guión museográfico y de su museografía.

Sala San Isidro

La Sala San Isidro reúne los más variados objetos y testimonios provenientes de donaciones de vecinos, de estudiosos de la historia de San Isidro y de descendientes de protagonistas con destacada actuación en el ámbito local.

Muchos de estos objetos son simples expresiones de la vida cotidiana: platos, frascos, llamadores de puerta, patentes de automóviles, etc., que, con el paso del tiempo y su apelación a la memoria, se han transformado en elementos de museo y hoy son exhibidos en las vitrinas como reliquias de la comunidad; su único nexo recíproco es haber pertenecido a unos "antepasados comunes", ya no de tal o cual familia, sino del pueblo entero.

La donación o préstamo de estos objetos memoriosos contribuye a recuperar, resignificar y fortalecer nuestra identidad y nuestro sentido de pertenencia, y evidencia de qué modo el patrimonio del Museo puede y debe seguir creciendo con el aporte de la propia comunidad.

Asimismo, esta sala ilustra los orígenes del pueblo de San Isidro a partir de la fundación de la Capilla y su Capellanía por el capitán don Domingo de Acassuso en 1706.

Diversos objetos y testimonios, acompañados por una didáctica infografía, permiten comprender cómo un sueño y una devoción dieron inicio a este poblado bonaerense. Completan esta sala, la pila bautismal del primitivo templo (demolido en 1895) con la inscripción "año 1778" y la cruz de hierro en que remataba una de sus torres.

El dormitorio de Mariquita Sánchez, espacio evocativo

Como parte del nuevo guión museográfico, se presenta a los visitantes un espacio que evoca el dormitorio de Mariquita Sánchez, antigua propietaria de la casa.Vitrina de la Sala Fundacional

El espacio-dormitorio intenta transmitir un clima intimista, que recrea la cotidianeidad del mundo femenino y sus prácticas epocales: la cama y su dosel, el sector del tocador y sus utensilios, el sector devocional y su imaginería y el sector de las labores.

Algunos objetos que se exhiben pertenecieron a Mariquita Sánchez (entre los que se destaca el abanico de carey y plumas), otros pertenecieron a su familia, y otros son de época.

Entre los retratos exhibidos se destaca el de Carlos Mendeville y Sánchez, atribuido a Raymond Monvoisin, y el de Juan Thompson, obra de Calixto Ortega Matamoros, en préstamo del Museo Histórico Nacional.

La basura como fuente

Algunos testimonios arqueológicos, provenientes del pozo de basura de la Casa de Alfaro, son exhibidos en esta sala como registro de la vida cotidiana y los usos domésticos en el siglo XIX, en una vivienda de rango principal de San Isidro.

El comedor de la Quinta

En el año 2017 se concretó el proyecto de recuperación del antiguo comedor de la casa (su espacio y su mobiliario), en un esfuerzo conjunto de la Municipalidad y con el mecenazgo de una descendiente de Adrián Beccar Varela.

Las acciones de recuperación comprendieron la puesta en valor de la materialidad del espacio, y la restauración y completamiento del mobiliario de época, luminarias, cortinados, etcétera.

Esta reintegración dio lugar a un nuevo guión y una propuesta museográfica, la cual incluye una moderna pantalla táctil de realidad aumentada que permite un "juego" de puesta del mantel, vajilla y cubiertos. Todo ello con imágenes de objetos facilitados en préstamo por la familia Beccar Varela.

Además el hallazgo del "Cuaderno de recetas" de María Varela de Beccar, compilado en esta quinta, aporta al guión un contenido documental vinculado a la identidad de la casa y sus moradores y resignificado como testimonio de la vida cotidiana de San Isidro.

Sala Beccar Varela

La Sala Beccar Varela ocupa uno de los locales de mayor antigüedad de la casa, con sus visuales abiertas al río y al jardín.Sala de la familia Beccar Varela

Asumiendo como una constante su uso como espacio social, desde tiempos de Mariquita Sánchez hasta la familia Beccar Varela, se ha recreado un salón de mediados del siglo XIX.

Tomando como eje narrativo la figura patriarcal de Florencio Varela, en el salón podemos ver su cómoda escritorio, su retrato, cartas y otros recuerdos. Se destaca el arpa (perteneciente a otra propietaria de la casa Pascuala Beláustegui de Arana), que recuerda la destreza musical de Mariquita y un antiguo piano que hace referencia a las tertulias y veladas musicales que tenían como escenario estos salones del romanticismo.

En las salas de exposiciones temporarias se exhibe "Adrián Beccar Varela. La utopía posible", un exposición biográfica que destaca los aspectos principales de su vida, de sus acciones públicas y de su utopía urbana.

Algunos objetos destacados del Museo (hacer click sobre cada imagen)

RelojPuertaPonchoBailarinaPlatoCuadroCómodaPila

TelecopioAbanicoPianoAljibe

 

 

 

 

INSTITUCIONAL BIBLIOTECA Y ARCHIVO CASA
Bienvenida de la Directora Catálogo on line Historia
Historia Biblioteca / Hemeroteca Antiguos propietarios
Misión Archivo histórico Reparto de Juan de Garay
Staff Archivo fotográfico  
  Libros y textos de interés AGENDA
MUSEO   ARCHIVO DE NOTICIAS
La colección JARDÍN PLANEÁ TU VISITA
Historia Fundacional Jardín mirador IMÁGENES
Objetos destacados Barranca y especies nativas ASOCIACIÓN AMIGOS
Exposiciones Árboles destacados Contactos
  Bichos en el jardín  

Imagen institucional: Shakespear Estudio / Diseño web: Grupo AMC