LosOmbues

El comedor de la familia Beccar Varela en 1903

Cantaban los pájaros en las pajareras y los muebles de jacarandá del comedor parecían prontos a mezclarse en nuestro diálogo, cuando los platos de sopa humeante daban la vuelta a la mesa.
Manuel Mujica Lainez

El comedor era el centro de la vida doméstica y el destino final del esfuerzo culinario. También, el espacio de la casa gobernado por la etiqueta: las ceremonias de las comidas; el atuendo y la posición de los comensales; la colocación del mantel y la vajilla, el modo de servicio y la puntualidad…, todo ello requería un protocolo y adquiría el registro de un ritual cotidiano.

El empapelado con motivo de malvones daba realce al juego de comedor, que evidencia las líneas propias de los estilos del primer tercio del siglo XIX. Es probable que llegara a la familia heredado del primer matrimonio de María Varela. Está formado por la mesa, las sillas livianas con asiento y respaldo de esterilla, un sofá, un espejo, un gran aparador en el que se lucía la platería y un trinchante, con tapa de mármol, donde se apoyaban las fuentes calientes.

A partir de 1930, Horacio Beccar Varela y Sara Castro Videla realizaron cambios en la decoración, aunque mantuvieron el mobiliario original, y sumaron un espacio de sobremesa (o fumoir) con una gran chimenea y vistas al jardín.

El comedor de la Quinta Los Ombúes se modificó en su espacialidad y aspecto, siguiendo las modas y tendencias epocales, aunque ocupó siempre el mismo el mismo local de la casa, entonces vinculado al antecomedor y al montaplatos que conducía las viandas desde la cocina (situada primero en planta baja y luego llevada al piso alto, como es costumbre en las casas de Cádiz y el sur de España).

Del comedor de tiempos de Mariquita Sanchez y, luego de Cosme Beccar y María Varela(previsiblemente austero, con sus muros revocados y blanqueados y con solados de ladrillos) se pasó al comedor reformado por Horacio Beccar Varela y Sara Castro Videla. Este último, que recrea la sala actual, adoptó el gusto decorativo predominante francés, expresado en empapelados florales, boisseries, chandelliers, bandeaux y cortinados etcétera, manteniendo eltono inglés para el mobiliario. Además, se le adosó un fumoir con vistas al jardín, como espacio desobremesa masculino.

¿Cuáles eran las comidas que se servían a diario?

El hallazgo del Cuaderno de recetas de María Varela de Beccar en esta casa nos permite conocer los platos de tradición familiar, por lo general de origen criollo tradicional, como lasempanadas, los pasteles rellenos o distintos tipos de guisos, como la olla podrida y la cazuelachilena. De postre: tocino delcielo, dulce de membrillo o dulce de leche, alguna rica torta o buñuelos.

El Cuaderno de recetas de María Varela no es un episodio aislado, debido a que la recopilación de recetas de cocina formó parte de las prácticas asociadas a los roles eminentemente femeninos, en los espacios domésticos.






Ver fotos de la familia Beccar Varela

 

 

 

 

INSTITUCIONAL BIBLIOTECA Y ARCHIVO CASA
Bienvenida de la Directora Catálogo on line Historia
Historia Biblioteca / Hemeroteca Antiguos propietarios
Misión Archivo histórico Reparto de Juan de Garay
Staff Archivo fotográfico  
  Libros y textos de interés AGENDA
MUSEO   ARCHIVO DE NOTICIAS
La colección JARDÍN PLANEÁ TU VISITA
Historia Fundacional Jardín mirador IMÁGENES
Objetos destacados Barranca y especies nativas ASOCIACIÓN AMIGOS
Exposiciones Árboles destacados Contactos
  Bichos en el jardín  

Imagen institucional: Shakespear Estudio / Diseño web: Grupo AMC